CARACTERÍSTICAS DE LAS ADICCIONES

Estas adicciones se producen cuando una persona tiene una necesidad compulsiva de realizar un comportamiento y pueden tener un impacto negativo a nivel físico, psicológico y social. Entre ellas destacan:

– Juego patológico: También conocido como ludopatía; el juego patológico es una adicción al juego de azar. Las personas afectadas pueden gastar grandes cantidades de dinero en juegos de apuestas.

– Adicción a la tecnología: Esta adicción implica el uso compulsivo de dispositivos tecnológicos, como teléfonos inteligentes, redes sociales, videojuegos o Internet.

– Adicción al sexo: La adicción al sexo implica la participación compulsiva en actividades sexuales, a menudo con múltiples parejas y comportamientos de alto riesgo.

– Adicción al trabajo: Algunas personas se vuelven adictas al trabajo, lo que significa que dedican una cantidad excesiva de tiempo y energía a su carrera y tienen dificultades para desconectar o tomarse tiempo libre.

– Adicción a las compras: También conocida como «compra compulsiva», esta adicción implica compras excesivas y a menudo impulsivas, a pesar de las dificultades financieras que puede causar.

Las consecuencias pueden ser diversas y graves, entre las que podemos encontrar:

  • Problemas de sueño. Cuando antes de acostarse se utilizan dispositivos electrónicos puede haber problemas para iniciar y conciliar el sueño. Además, muchas personas pasan horas y horas con el teléfono móvil y esto hace que disminuyan las horas de sueño.
  • Problemas familiares. Se producen enfrentamientos constantes con las personas más cercanas. Los afectados suelen negar el problema y los familiares insisten en que existe un problema. Además, el focalizarse en la adicción hace que se descuiden las relaciones familiares.
  • Problemas sociales. La focalización en la adicción también hace que las relaciones sociales disminuyan. Por ejemplo, una persona que se pasa el día jugando a un videojuego no tendrá tiempo para salir con sus amigos.
  • Problemas laborales o académicos. Del mismo modo que en caso anterior, el focalizarse en algo hace que descuidemos otros aspectos de nuestra vida.
  • Consecuencias psicológicas. Las más comunes son: dependencia psicológica, pérdida de control, depresión, ansiedad, descuido de actividades que se realizaban antes de que apareciese el problema, irritabilidad cuando alguien les dice que dejen de realizar la conducta, problemas de afrontamiento, introversión o incluso baja autoestima.
  • Económicas. En el caso de los videojuegos de pago o en el de la compra compulsiva puede haber problemas económicos derivados de la conducta.