CARACTERÍSTICAS DE LAS ADICCIONES

Existen diversas pero las más comunes son:

  • Videojuegos. Las personas juegan constantemente y compulsivamente y esto hace que se dejen de lado otros intereses. Todo ello provoca malestar significativo.
  • Internet. Se trata de un uso abusivo de Internet ya sea mediante Smartphone, Tablet, ordenador, etc.
  • Teléfono móvil. Uso desmedido del teléfono móvil que provoca interferencias en la vida diaria de las personas.
  • Compras. La compra compulsiva consiste en comprar de manera desmesurada todo tipo de productos. Esto tiene muchas consecuencias entre las que se encuentran los problemas económicos.
  • Juego de azar. Según el DSM-5 se trata de un juego problemático, persistente y recurrente que provoca un deterioro y/o malestar clínicamente significativo en todas las áreas de la persona.
  • Sexo. Estas personas tienen deseos constantes de mantener relaciones sexuales y esto, entre otras cosas, les causa malestar clínicamente significativo.

Las consecuencias pueden ser diversas y graves, entre las que podemos encontrar:

  • Problemas de sueño. Cuando antes de acostarse se utilizan dispositivos electrónicos puede haber problemas para iniciar y conciliar el sueño. Además, muchas personas pasan horas y horas con el teléfono móvil y esto hace que disminuyan las horas de sueño.
  • Problemas familiares. Se producen enfrentamientos constantes con las personas más cercanas. Los afectados suelen negar el problema y los familiares insisten en que existe un problema. Además, el focalizarse en la adicción hace que se descuiden las relaciones familiares.
  • Problemas sociales. La focalización en la adicción también hace que las relaciones sociales disminuyan. Por ejemplo, una persona que se pasa el día jugando a un videojuego no tendrá tiempo para salir con sus amigos.
  • Problemas laborales o académicos. Del mismo modo que en caso anterior, el focalizarse en algo hace que descuidemos otros aspectos de nuestra vida.
  • Consecuencias psicológicas. Las más comunes son: dependencia psicológica, pérdida de control, depresión, ansiedad, descuido de actividades que se realizaban antes de que apareciese el problema, irritabilidad cuando alguien les dice que dejen de realizar la conducta, problemas de afrontamiento, introversión o incluso baja autoestima.
  • Económicas. En el caso de los videojuegos de pago o en el de la compra compulsiva puede haber problemas económicos derivados de la conducta.