Una cultura de gestión bajo un sistema de calidad es un «modo de trabajo» basado en la eficiencia.

La adopción de un sistema de gestión de la calidad es una decisión estratégica que otorga beneficios potenciales para la organización.